Preocupación excesiva

Preocupación excesiva:

La ansiedad puede manifestarse en nuestro cuerpo, pero también puede estar presente en nuestros pensamientos. La preocupación es una emoción normal, la cual nos alerta de que algo no va bien y nos moviliza a pensar en ello para solucionarlo. Pero la preocupación excesiva es aquella que nos controla por completo y nos bloquea para tomar decisiones. Una sucesión de y sis se pasea por nuestra mente de forma repetitiva generándonos altos niveles de duda e inseguridad, haciéndonos creer que no vamos a ser capaces de afrontar los problemas o de que las cosas, si salen mal, serán catastróficas. La preocupación excesiva suele estar ligada al bajo estado de ánimo; estar constantemente preocupados favorece que sintamos tristeza de forma más frecuente, y esa tristeza tiñe aún más nuestros pensamientos provocando que estos, tiendan a ser más negativos.

¿Qué pretendemos conseguir con la terapia?

  • Rebajar las preocupaciones en el día a día
  • Construir una experiencia menos desagradable en relación a las preocupaciones
  • Favorecer la capacidad de la persona en la toma de decisiones.
Share This