Pánico

Terapia para afrontar el Pánico

Un ataque de pánico podría definirse como una subida momentánea de ansiedad, que es experimentada de forma muy intensa y percibida con descontrol por parte de la persona que lo sufre. La experiencia de ansiedad, en estos casos es muy intensa y desagradable; y puede provocar en la persona un miedo intenso a sus propias sensaciones físicas, así como pensamientos o preocupación por descontrolarse, volverse loco o sentir que puede morir de forma inminente. Además, en algunos casos, las personas con ataques de pánico, como forma de evitar lo que sienten en esos momentos, pueden recurrir a quedarse en casa y no salir a la calle, ya que allí se sienten más seguras; esto es lo que conocemos como Agorafobia.

¿Qué pretendemos conseguir con la terapia?

  • Ajustar los niveles de ansiedad expresados
  • Manejar el miedo a las propias sensaciones corporales y emocionales que acontecen en esos momentos
  • Favorecer una relación más regulada con las emociones desagradables como el miedo, la ansiedad o la inseguridad.
Share This